Estudio del Consejo Nacional de Televisión

 

Los preescolares chilenos ven un promedio de 3,5 horas de TV al día 

Los preescolares chilenos han crecido con la compañía diaria de la TV prácticamente desde su nacimiento. Entre los 7 y los 18 meses ya están viendo casi dos horas al día; y al incluir al total de preescolares hasta los 5 años, el promedio de tiempo frente a la pantalla chica es de 3,5 horas.

Así lo señalan los resultados del estudio “Informe Preescolares 0-5”, que el Consejo Nacional de Televisión (CNTV) presentó ayer en el seminario “Infancia y Televisión”.

Después de haber estudiado a los “tweens” (8 a 13 años) y a los “teens” (14 a 17), el CNTV se centra por primera vez en los “toons”, como llama a los niños de 0 a 5 años. Y los muestra como muy tecnologizados y con gran autonomía de uso de estos aparatos, pero prefiriendo la posibilidad de jugar con amigos o de salir.

Sin embargo, la actividad diaria que más se repite, lejos, es la de ver televisión: el 84,7% lo hace todos los días. En cambio, sólo el 17% lee o le leen un libro, y el 34% escucha música.

El promedio de 3,5 horas diarias de los preescolares es mayor incluso que el registrado por otro estudio del CNTV (de 2000-2004), que arrojó que los escolares de 4 a 9 años ven 3,2 horas, y que los de 10 a 14 años ven 3,46 horas.

Especialistas en salud mental infantil consideran que las cifras de exposición a la pantalla chica son preocupantes. “Que un menor de tres años vea más de una hora de TV al día ya es abusivo. Y después de esa edad, más de dos horas también lo es”, dice la neuropsiquiatra infantil Amanda Céspedes.ConsecuenciasEstá comprobado, agrega, que en niños menores de 3 años una exposición tan alta “limita en forma importante varias áreas de su desarrollo: la vincular (sus relaciones afectivas significativas), la comunicativa y la lingüística”. La pantalla muestra lenguaje, pero está inserto en un contexto que el niño no comprende. Sobre todo porque la mayor cantidad de contenidos televisivos no están hechos para preescolares (ver recuadro).Además, agrega Amanda Céspedes, con muchas horas frente a la pantalla el niño ve limitadas sus posibilidades de conocer el mundo que lo rodea a través de su experiencia directa.

Otra consecuencia es que la TV sobreestimula el procesamiento de tipo simultáneo y visual, pero a la vez se retarda el procesamiento de tipo secuencial, que es clave para el aprendizaje de la lectura, explica la neuropsiquiatra. “Estudios en Estados Unidos y Europa han mostrado que niños expuestos en forma excesiva a la TV sufren un retardo de hasta dos años en el aprendizaje de la lectura”.Sin embargo, la percepción de los padres dista mucho de la mirada de los especialistas. El “Informe 0-5” del CNTV señala que el 64% de los padres considera “adecuada” la cantidad de TV que ven sus hijos; sólo el 3,9% la califica como “excesiva”; el 15%, como “mucha”, y el 17% dice que es “poca”.

Según señala el estudio, tampoco parecen percibir hasta qué punto la TV influye en sus hijos. Cuando se les pregunta ¿qué imitan sus niños de la TV?, el 54% responde “a los dibujos animados”; el 48%, a los grupos musicales, y sólo el 13% admite que imitan la violencia de los monitos.”Cuando un estudio está hecho sobre la autopercepción, siempre se van a dar respuestas que muestran la “deseabilidad social”. Y los padres no quieren ser evaluados negativamente por tolerar que sus hijos vean tanta televisión”, explica la psicóloga María Eugenia Ziliani, coordinadora nacional de Educación Parvularia del Ministerio de Educación.

“Y aunque los papás no siempre tengamos las herramientas para manejar la situación durante el día, es importante que al menos tengamos conciencia del problema y que busquemos caminos para compensar esta sobreexposición. Por ejemplo, tomando la decisión de apagar la televisión al llegar del trabajo y dedicar un momento a compartir con los hijos”, agrega Ziliani.Olvidados por canales abiertosAyer, los encargados de las áreas infantiles de Canal 13, TVN, Chilevisión y UCV Televisión hicieron un mea culpa en el seminario organizado por el CNTV: la TV abierta chilena tiene una escasa oferta para preescolares. TVN emite “Lazytown” y UCV la animación local “Recórcholis y corchito”. El resto, nada.Cote Correa, realizador de “Diego y Glot” (Canal 13), cree que hay una explicación comercial: “No hay conciencia de una TV para preescolares, a diferencia de los ‘tweens’, que son un mercado para los canales”.En TVN asumen la falla y anuncian un bloque de programación para este grupo. A través de Mideplan, el Gobierno destinó $100 millones para una propuesta para preescolares, aún en proceso.

EN CIFRAS

  • 31%de los padres declara dar dinero a sus hijos menores de 6 años.

  • 29%de los niños de 4 a 5 años usa el computador sin ayuda. Y el 24% lo hace con internet.

  • 53%de los padres afirmaque los niños son más felices ahora que antes.

  • El 23% cree que son menos felices.

  • Esta última percepción aumenta en la medida en que se sube en la escala socioeconómica.

  • 71%de los padres cree que lo que más necesitan los niños pequeños es cariño y estar con ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s